La mediática se encuentra en una clínica de Vicente López, donde la operaron en la últimas horas. Sus fanáticos convocaron a una cadena de oración.


Zulma Lobato está muy delicada de salud. En las últimas horas le sacaron un riñón y se encuentra en terapia intensiva. En diálogo con TN Show, su exrepresentante indicó que “se trató de una operación compleja que duró cuatro horas, ya que tenía el órgano lleno de quistes”.

La querida mediática se encuentra en una clínica de Vicente López y sus fanáticos están organizando cadenas de oración para que se recupere cuanto antes. A comienzos de septiembre, en una nota radial, fue ella misma la que reconoció que debían operarla cuanto antes para evitar secuelas.

Lobato estaba muy deprimida por su situación económica: “No llego a fin de mes. Estoy llena de deudas. Casi me cortan el gas, estoy sin luz y sin agua. Así se hace muy difícil seguir adelante.

Los últimos años no fueron nada fáciles para ella. En diciembre de 2016 reconoció que la diagnosticaron como portadora de VIH después de la violación que sufrió en la estación de tren de Munro. “Estaba muy decaída y había adelgazado como 30 kilos, estaba muy delgada. Le pedí a mi médica que me hiciera hacer un análisis de VIH porque no estaba bien, algo me estaba pasando. Al poco tiempo me dio la mala noticia”, dijo en la revista Paparazzi.

En enero de 2018, durante sus vacaciones en Mar del Plata, un taxista la golpeó salvajemente luego de que ella le exigiera el ticket porque le estaba cobrando de más. El agresor se fugó y ella quedó tirada en la entrada del Hotel de la Asociación Argentina de Actores lastimada y dolorida.