La resolución fue tomada por el juez federal Marcelo Bailaque, quien consideró la situación familiar y la emergencia penitenciaria que rige desde marzo pasado. El desplazado jefe de Contrainteligencia de la Policía de Investigaciones está procesado como líder de una banda narco.

Druetta se encuentra procesado desde julio pasado en una causa federal que lo tiene como jefe de una organización dedicada al tráfico de estupefacientes. Otro policía involucrado en esa banda fue Juan Delmastro, quien apeló su procesamiento –Druetta no apeló–, pero dicho recurso fue denegado la semana por la Cámara de Apelaciones, por lo que se encuentra firme la resolución en su contra.

La causa es un desprendimiento de otra que está por llegar a juicio, donde “Ojito” está procesado junto a otras ocho personas sospechadas por conformar una banda narco que comercializaba marihuana, cocaína, ácido lisérgico (LSD), y metilendioximetanfetamina (MDMA o éxtasis).

La organización es investigada por la comisión de distintas maniobras delictivas vinculadas con el tráfico ilícito de estupefacientes, como así también a la realización de “procedimientos de prevención, con información obtenida ilegalmente, para consolidar falsamente la función policial y éxito profesional”. La causa se centró en los delitos que cometió la asociación ilícita desde el 5 de julio de 2007 al 26 de septiembre de 2012 en Rosario.

Detuvieron a ex alto jefe policial de Santa Fe y lo acusan de liderar banda narco
El juez federal Marcelo Bailaque otorgó el arresto domiciliario a Druetta que fue solicitado por sus defensores Gabriel Navas y Gonzalo Rucci. Será controlado con una pulsera electrónica que será monitoreada por el Ministerio de Justicia de la Nación. Además, prohibió su salida del país.

Para tomar la resolución, Bailaque consideró el impacto que tuvo la detención en el hijo de Druetta, que tiene una discapacidad. Además, tomó en cuenta la “declaración de emergencia penitenciaria que rige desde el 26 de mayo y por el término de tres años”.