La madre de la víctima, hija del agresor sexual, lo denunció ante la policía. El hombre fue detenido.

 

El domingo por la noche una mujer de 45 años llamó a la policía para denunciar a su propio padre por el abuso de una nena de 7 años. La menor es hija de la denunciante y nieta del abusador y fue puesta a resguardo en la Comisaría de la Mujer. El hecho ocurrió en una vivienda de zona norte. El agresor sexual terminó detenido.

Según la denuncia, Juan B., de 84 años, mostró le mostró su miembro y tocó las partes íntimas de la nena de 7 años, su propia nieta. Espantada por lo ocurrido, Verónica, la denunciante, permitió el ingreso de la policía y señaló a su propio padre por el hecho.

En el caso intervino la fiscal de Delitos Sexuales, la doctora Cerleami, quien ordenó que Verónica y la niña fueran trasladadas a  la Comisaría de la Mujer mientras que el detenido quede en sede policial.