“Entendemos que el monto de la pena -de 16 años y medio- sigue siendo razonable”, dijo el abogado querellante, Alejandro Otte. El fallo fue notificado este lunes a las partes.


La Cámara de Apelación penal confirmó parcialmente la condena para el ex boxeador, Carlos Manuel Baldomir, acusado por el abuso sexual de su hija menor de edad, informaron fuentes judiciales. La resolución, que modifica el monto de la pena al bajarlo de 18 a 16 años y medio de prisión, fue notificada este lunes a las partes.

El Tribunal, integrado por los jueces Roberto Reyes -presidente-, Bruno Netri y Alejandro Tizón, respaldo a sus pares de primera instancia (Susana Luna, Rodolfo Mingarini y Pablo Busaniche), que el 31 de julio último sentenció a Baldomir “por unanimidad”, como “autor penalmente responsable de los delitos de abuso sexual con acceso carnal, calificado por haber sido cometido contra una menor de 18 años de edad, publicó el diario El Litoral sobre el fallo.

Además señala la nota que el ex boxeador, aprovechándose de la situación de convivencia preexistente y ser ascendiente de la misma”; “abuso sexual gravemente ultrajante (reiterados)” también calificado, en concurso real; y en concurso ideal con el delito de “promoción a la corrupción de menores de edad agravado”; mientras que la pena fue “por mayoría de votos”.

A propósito de la resolución de alzada, uno de los representantes de la querella, el Dr. Alejandro María Otte, se mostró conforme con el decisorio. La Cámara “rechazó el recurso de nulidad y de apelación” instado por la defensa y “confirmó parcialmente la sentencia”. Como consecuencia “se bajó la pena de 18 años a 16 años y 6 meses y se hizo una recomendación para los psicólogos de la defensa”, señaló Otte.

“Nosotros no la apelamos, y sin perjuicio de que redujeron la pena impuesta por el tribunal de primera instancia, entendemos que el monto sigue siendo razonable, conforme lo que habíamos pedido en su momento”, destacó el letrado. Asimismo, el querellante expresó su satisfacción “por el resultado obtenido y porque una vez más nuestra representada fue escuchada”.

El juicio oral se desarrolló este año, entre el 25 y el 31 de julio en los tribunales de la ciudad de Santa Fe. Más de 30 testigos pasaron por los estrados para dar cuenta de los abusos sufridos por la niña cuando tenía entre 8 y 9 años de edad. En sus alegatos, tanto la querella (Otte, Sebastián y Néstor Oroño), como los fiscales de la Unidad Gefas del MPA, Alejandra del Río Ayala y Federico Gimberg, habían solicitado que se imponga a Baldomir una pena de 20 años de cárcel.

La investigación penal se inició el 29 de octubre de 2016, cuando la madre de la víctima denunció los hechos ante el Centro de Orientación a la Víctima de Violencia Familiar y Sexual de la policía local. El caso lo iniciaron los fiscales María Lucila Nuzzo y Omar De Pedro, quienes el 18 de noviembre de ese año Baldomir ordenaron su detención en su casa de Junín, en la provincia de Buenos Aires.

Durante el debate se acreditó que la niña fue víctima de abusos por parte de su padre en distintos momentos y lugares, tanto en la casa familiar de Santa Fe, como en su nueva casa de Junín, durante los años 2012, 2013 y 2014.