El hecho de inseguridad ocurrió en la madrugada de este martes en Cullen al 700. Cinco miembros familiares fueron atacados por tres delincuentes que tendrían entre 18 y 20 años.

 

Una familia fue víctima en la madrugada de este martes de una violenta entradera en Cullen al 700. Tres ladrones ingresaron por el patio trasero, maniataron a los cinco miembros familiares y revolvieron todo el interior de la vivienda durante aproximadamente una hora.

Según informaron fuentes policiales, los delincuentes ingresaron pasadas las 2.30 a la casa, cuando los cinco miembros familiares –un matrimonio con sus tres hijos– dormían, los despertaron, los maniataron y les robaron sus celulares.

Los ladrones, que tendrían entre 18 y 20 años, robaron computadoras, un televisor, la alianza matrimonial y otros objetos de valor. Golpearon en la cabeza a uno de los hijos del matrimonio, de 18 años, que le provocó una lesión.

Interviene el fiscal de Flagrancia César Cabrera, quien comisionó a la Policía de Investigaciones para las actuaciones de rigor.