Fueron los productos más solicitados desde la mañana en la Plaza de los Dos Congresos. También hubo un Papá Noel vendiendo choripanes.

Entre las banderas, el merchandising peronista y los choripanes que este martes se vendieron en los alrededores de la Plaza de los Dos Congresos mientras Alberto Fernández juraba como presidente de la Argentina, una golosina boliviana se convirtió en furor por las altas temperaturas.

Miles de argentinos se autoconvocaron desde la madrugada para ser testigos del histórico traspaso, pero también dijeron presente otros países de la región. En ese escenario, el “Heladito de marciano” a 30 pesos se ganó la atención de los militantes y terminó siendo el producto más vendido en la Plaza.

A pesar de su nombre, el “marciano” no proviene de otro planeta sino de Bolivia y consiste en una crema congelada de fruta que se vende en bolsitas alargadas de plástico y ayudó a combatir los más de 30 grados de temperatura que se hicieron sentir desde muy temprano.

Otra de las perlitas dentro de la oferta gastronómica fue el “pan dulce peronista”. El infaltable postre navideño tomó cariz político y fue comercializado dentro de cajas con las imágenes del expresidente Néstor Kirchner y de la flamante vicepresidenta Cristina Kirchner.

El artículo, que resultó uno de los más vendidos en las inmediaciones del Congreso, fue elaborado por la Cooperativo de Trabajo “4 de agosto” y llevó un envoltorio con una cita de Eva Perón, que decía: “La nochebuena es de los pobres, de los humildes, de los descamisados desde que Cristo, despreciado por los ricos que le cerraron todas las puertas, fue a nacer en un establo”.

A pesar de las altas temperaturas, los choripanes también se hicieron presentes en la Plaza de los Dos Congresos. Curiosamente, uno de los encargados de vender este clásico producto fue nada más ni nada menos que un hombre disfrazado de Papá Noel, que trabajó desde temprano en un pequeño stand con la bandera argentina.

Las palmeras en busca de un respiro a la sombra y el agua de la fuente para refrescar los pies fueron los otros dos grandes elegidos de la fiesta del traspaso presidencial a la espera de los discursos y los espectáculos musicales que se extenderán durante toda la tarde.