La solicitud la hizo el martes ante la Justicia y es para ausentarse del país entre el 28 de diciembre y el 12 de enero, para visitar a su hija Florencia Kirchner.

 

Esta vez para ausentarse del país entre el 28 de diciembre y el 12 de enero para visitar a su hija Florencia Kirchner, que se somete a un tratamiento médico. La presentación la hizo su abogado Carlos Beraldi, el mismo día en que su defendida asumió como vicepresidenta.

El pedido de permiso fue ante los Tribunales Orales Federales 2 y 5: el primero es el que lleva adelante el juicio por el direccionamiento de la obra pública, conocida como causa “Vialidad”, mientras que el segundo tiene a su cargo los procesos “Hotesur” y “Los Sauces”.

En su presentación el abogado argumentó el pedido por “razones estrictamente personales” y aportó los datos del lugar donde su clienta planea hospedarse en La Habana. El pedido será evaluado por los tribunales orales en los que se hizo la presentación.

En caso de que la Justicia apruebe el pedido será el octavo viaje de la vicepresidenta a Cuba para visitar a su hija Florencia, desde que comenzó el tratamiento en marzo pasado por cuestiones de salud. Hasta el momento a Cristina Kirchner siempre le habilitaron los permisos para viajar a La Habana, cada vez que lo solicitó.

El último pedido que le aprobó la Justicia para viajar a Cuba fue por el período del 1º al 11 de noviembre, aunque luego prorrogó su estadía y postergó su vuelta hasta el domingo 17 por “motivos personales”.