Aguas Santafesinas informa a los usuarios de la ciudad de Santa Fe que a lo largo del año que finaliza se desarrollaron diferentes líneas de trabajo simultáneas para asegurar la calidad y continuidad de la prestación de los servicios sanitarios.

Servicio cloacal

En esta línea corresponde mencionar la aplicación de un plan de mantenimiento preventivo y sistemático sobre las estaciones elevadoras de líquidos cloacales, mantenimiento correctivo sobre cañerías de la red cloacal y sembrado de complejos enzimáticos en cuencas claves.

Se sumó la operación de tres nuevas estaciones elevadoras de líquidos cloacales en los barrios Coronel Dorrego, zona de boliches de RN 168 y Chalet para futura ampliación del servicio.

En cuanto al mantenimiento preventivo y correctivo se completó la limpieza de las 25 estaciones elevadoras en funcionamiento, donde sobre algunas se trabajó en más de una oportunidad por situaciones particulares. Asimismo se hizo el rastreo de más de 124 kilómetros de cañerías cloacales y limpieza de 800 bocas de registro.

También se concretó la renovación de más de 1 kilómetro de redes y conexiones domiciliarias cloacales. Además se ejecutaron otras reparaciones en colectores cloacales de gran diámetro.

Se introdujeron mejoras tecnológicas en el centro de recepción de camiones atmosféricos de la ciudad que posibilitaron una reducción de costos operativos y dotarlo de sustentabilidad energética al reconvertirlo para aprovechar energías renovables.

Este trabajo fue posible a un acuerdo con la firma Grundfos. Esta fábrica de bombas hidráulicas de alta performance, con sede en Dinamarca, tiene una presencia global y es líder en su segmento.

Por otra parte, dentro de los trabajos de mantenimiento permanentes se concretaron más de 11.000 tareas entre las que se destacan la limpieza de conexiones y cañerías, además de diversas reparaciones.

Servicio de agua potable

Se implementó un plan programado de limpieza del sistema de distribución para asegurar la calidad del servicio a través del purgado de la red en dos oportunidades, una antes del inicio del invierno y otra antes del inicio del verano.

Del mismo como todos los años se concretó la limpieza y desinfección de las reservas y puntos de redistribución existentes en los barrios Flas Flores I, San Jerónimo, El Pozo y La Boca.

Se ejecutó la extensión de más de 2,5 kilómetros de la red de distribución para incorporar nuevos usuarios pertenecientes a los barrios Santo Domingo, San Agustín II y Acerías, sumando más de 150 nuevas conexiones domiciliarias de agua.

Por otra parte, se completó la rehabilitación mecánica de la red de distribución de agua potable de otro kilómetro de extensión para mejorar la prestación.

Se concretaron siete intervenciones programadas para el desvío de redes por interferencias obras de nuevos desagües pluviales. Asimismo se renovaron grandes válvulas de la red de agua potable.

En cuanto a los trabajos de mantenimiento permanentes se concretaron más de 5.000 tareas entre las que se destacan reparación y renovación de conexiones y llaves maestras, además de reparaciones de cañerías distribuidoras.

Otros aspectos operativos

Se adquirieron nuevos equipos que demandaron una inversión de casi 5 millones de pesos par confiabilizar la prestación. Entre ellos cabe destacar un nuevo motor de reserva para emergencias para la sala de máquinas de bombeo de la planta potabilizadora, como también un nuevo transformador.

Por último, se sumó un equipo de transporte de insumos con todas las exigencias de seguridad para su traslado en la vía pública e inclusive viajes de larga distancia.