En su acto de jura, el gobernador bonaerense frenó el aumento que comenzaba a aplicarse a partir del 1 de enero. En la previa le había pedido a María Eugenia Vidal que lo frenara.

El gobernador bonaerense Axel Kicillof anunció en su primer discurso en el cargo que dejará sin efecto el aumento de la tarifa energética que autorizó la ahora ex gobernadora María Eugenia Vidal.

“Con respecto al tema tarifas, al aumento –de la tarifa eléctrica– que estaba dispuesto para los próximos días, hemos decidido dejarlo sin efecto”, anunció Kicillof. “Y le vamos a pedir al presidente Alberto Fernández que retrotraiga a foja cero el ente regular para las energéticas”, agregó.

Si bien Kicillof mencionó una suba de 50%, Vidal había autorizado un aumento del 25 por ciento.

Minutos antes, el gobernador se había referido a las tarifas y a las ganancias de las compañías eléctricas. Luego de señalar que las empresas había generado grandes ganancias, dijo que “si una tarifa no puede ser pagada por un jubilado, no es tarifa, es saqueo”, adelantando

El aumento debía aplicarse en agosto de este año, pero lo postergó Vidal en medio de la campaña electoral. Para finales de octubre se publicó la resolución 1.713 expedida por el Ministerio de Infraestructura bonaerense en donde se establecía un aumento de los cuadros tarifarios a partir del 1 de enero de 2020

Con esa medida Vidal autorizaba la actualización de los cuadros tarifarios será válida para las distribuidoras Edelap, Edea, Eden y Edes, y las 200 cooperativas que operan en el territorio bonaerense, y significaba que los consumidores residenciales iban a pasar de lo $3,20 kilowatt hora a pagar $3,53. En paralelo, también se establecía un incremento de los cargos fijos de más de 40% para ubicarse en $121,26 para usuarios residenciales. Además se continuará aplicando el Incremento de Costos Tarifarios (ICT) -pérdidas por inflación y devaluación del peso- hasta que se recuperen las diferencias no obtenidas por el periodo 1° de enero al 31 de diciembre de 2019.

Kicillof hizo un extenso repaso respecto de la situación económica en la que dice haber encontrado a la provincia de Buenos Aires. Durante más de una hora habló de cada uno de los sectores -educación, salud, energía, tarifas- y en cada uno de los casos lo hizo referenciándose con números.

Respecto de este punto, el gobernador señaló que la caja que le deja la administración de Vidal “no es suficiente” para afrontar los sueldos y aguinaldos de diciembre. “El problema no es cuánto queda en la caja, sino lo que tenemos que atender con esos fondos. Los $ 25.000 millones que dejaron no alcanzan para atender las obligaciones básicas”, y señaló que necesita “como mínimo unos 50.000 millones” para cumplir con los salarios y los proveedores.

En otro punto hizo referencia a la deuda. kicillof repasó los números que tiene como deuda la provincia y dijo que el Estado subnacional “necesita tener una estructura de deuda sostenible. Vamos a entablar un diálogo con los acreedores para buscar una solución a este problema”, adelantando la posición que va a llevar la provincia que tiene que enfrentar fuertes vencimientos el primer semestre de 2020 y que sólo en enero tendrá que afrontar pagos por USD 725 millones.