Ocurrieron con pocas horas de diferencia en zona oeste. Al menos en dos de ellas, los delincuentes tenían similares características.

 

Un fuerte recrudecimiento de las entraderas se registró en Rosario en los últimos días. En menos de 24 horas se registraron tres sumamente violentas en zona oeste, en 20 cuadras a la redonda y con pocas horas de diferencia.

El primero tuvo lugar en la madrugada del martes en Cullen al 700, cuando tres hombres armados ingresaron por la parte trasera de una propiedad, y a punta de pistola robaron cinco celulares, una computadora, dos televisores y un juego de alianzas de oro. Uno chico de 18 años fue golpeado en la cabeza. Las víctimas señalaron que los delincuentes tienen entre 18 y 20 años y actuaron a cara descubierta.

El segundo caso ocurrió también cerca de las 3 de la madrugada del martes, en San Lorenzo al 5000. Una pareja de jubilados fue atacada brutalmente por delincuentes, sufriendo el hombre politraumatismos y un corte en un ojo. Tras amenazarlos de muerte, les robaron electrodomésticos. El anciano debió ser trasladado por una ambulancia del Sies para su atención.

Finalmente, en Olascoaga al 1200 alrededor de las 11:30 del martes, malvivientes de similares características al primer caso, aprovecharon que un vecino tomaba mates en la vereda para amenazarlo de muerte y meterse en su vivienda. Les robaron celulares a sus hijas de 8 y 13 años y $2.000. Escaparon en un auto. En ninguno de los tres episodios hubo detenidos.