Marcelo Sain negó que vayan a ser eliminadas las horas Ospe de la policía, cuestionó a “referentes policiales a los que se les acabó el tiempo” y a quienes denunciará penalmente y destacó que el proceso de ascensos sigue “su curso normal”.

El ministro de Seguridad de la provincia, Marcelo Sain, se despachó en su cuenta de Twitter con varios posicionamientos políticos enviados al interior de las fuerzas policiales de Santa Fe y volvió a cuestionar a “referentes que desde la llegada de esta nueva gestión gubernamental perdieron centralidad y autonomía para hacer lo que se les dé la gana, inclusive, convivir con el delito”.

Saín se explayó esta tarde en su cuenta de la red social desmintiendo primero “de manera tajante” que desde Ministerio que tiene a su cargo “se haya ordenado suspender las horas OSPE en la policía provincial”.

Las horas Ospe -una sigla que significa “orden de servicio de policía extraordinaria”- son las horas extras utilizadas, por ejemplo, para aumentar la presencia de agentes en determinadas zonas a través de patrullajes.

https://twitter.com/marcelo_sain/status/1205878040842125314?s=20

El ministro de Seguridad destacó que sobre ese punto que “esos boatos los hacen correr los referentes policiales que desde la llegada de esta nueva gestión gubernamental perdieron centralidad y autonomía para hacer lo que se les dé la gana, inclusive, convivir con el delito”.

Para muchos, los tuits de Sain son una respuesta al pedido del pase a retiro de varios jefes policiales en las últimas horas -luego de la asunción del gobernador Omar Perotti-, tales los casos del comisario general Marcelo Gómez y la comisaria general Carina Degrá, jefe y subjefa de la Unidad Regional II, o el de Juan Pablo Bengoechea al frente de la UR V con asiento en Rafaela.

Sain se refirió entonces al proceso de ascensos jerárquicos y dijo que el mismo “está siguiendo un desarrollo administrativo normal y la configuración de los nuevos mandos superiores de la policía serán dados a conocer en la semana siguiente”.

El ministro volvió a mostrar hoy la misma dura postura del mensaje que brindó durante su presentación y en donde destacó que este gobierno “no va a ser cómplice de ningún tipo de criminalidad” o “tiene que haber una línea de corte entre la política, el Estado, la sociedad y los delitos. No puede haber más delitos protegidos por el Estado”.

“A ciertos referentes policiales se les acabó su tiempo y ello se verá en las correspondientes denuncias penales. Los y las buenos y buenas jefes y jefas policiales y los y las buenas policías que cumplen dignamente con sus funciones son valorados por este gobierno”, destacó.

Saín les pidió a los jefes policiales en actividad que “trabajen tranquilos y no sirvan de instrumentos de exjefes policiales que no han estado a la altura de las circunstancias y que pretenden el fracaso de la necesaria modernización de nuestra policía”.

Por último, envió un fuerte y llamativo mensaje al interior de la fuerza policial santafesina: “Y sepan que los jefes que no lleven adelantes las labores habituales de prevención y control (y sabremos quienes) serán denunciados por incumplimiento de los deberes de funcionario”.