Se trata de Alán Nicolás Ríos de 21 años. El delito fue cometido en abril de 2017 en un local comercial de la ciudad del sur provincial. El fiscal que investigó el hecho delictivo es Iván Raposo.

Un joven de 21 años fue condenado a 10 años de prisión de efectivo cumplimiento por la autoría del delito de tentativa de homicidio agravado (por el uso de arma de fuego) cometido en abril de 2017 en Venado Tuerto. La víctima fue el propietario de un local comercial ubicado en el centro de la ciudad del sur provincial.

La sentencia fue resuelta por el juez Leandro Martín en el marco de un juicio en el que se abreviaron los procedimientos. Por su parte, el fiscal que investigó el hecho delictivo fue Iván Raposo.

“El condenado aceptó su responsabilidad criminal en los ilícitos”, subrayó el fiscal. Por otra parte, informó que “la víctima pidió entrevistarse personalmente con el condenado. Luego, en audiencia ante el juez, dijo disculpar a Ríos y manifestó su intención de ayudarlo. Asimismo, firmó su conformidad con la pena impuesta y con la modalidad de juicio abreviado”.

En un local comercial

“El ilícito que investigamos fue cometido alrededor de las 20:30 del jueves 27 de abril de 2017 en un local comercial ubicado en avenida Falucho al 800, que es propiedad de la víctima”, precisó el fiscal Raposo. En tal sentido, agregó que “tres personas ingresaron al negocio. Una de ellas era Ríos, quien estaba encapuchado pero con la cara descubierta. Por su parte, los otros dos hombres también estaban encapuchados y además tenían el rostro cubierto, motivo por el cual aún desconocemos su identidad”.

Raposo relató que “Ríos extrajo un revólver, apuntó hacia el dueño del negocio y le pidió que se quedara quieto. Sin embargo, cuando el condenado exhibió el arma de fuego, la víctima quiso escapar, y fue en ese momento que Ríos le disparó y lo impactó en la zona lumbar”. El funcionario del MPA expresó que “luego de herir a la víctima, Ríos y los otros dos hombres escaparon del lugar”.

Respecto de las pruebas, el fiscal del MPA manifestó que “a través de los registros fílmicos pudimos corroborar la veracidad de las declaraciones de los testigos y acreditar fehacientemente lo sucedido”.

Detención

El fiscal detalló que “el condenado fue aprehendido tiempo después en inmediaciones de una iglesia evangelista de la localidad de General Lagos (departamento Rosario), institución que frecuentaba. El funcionario del MPA detalló que la detención “fue posible gracias a la información que obtuvimos a partir de una serie de allanamientos realizados en Venado Tuerto, en Pueblo Esther y en General Lagos”.