Su Alteza Real fue dado de alta y volverá a su palacio para celebrar las fiestas en familia.
No sufren más: La salud del Duque de Edimburgo ya no preocupa a la corona.


Después de tantas noticias pálidas que azotaron a la corona británica durante los meses finales del 2019, por fin hay una buena noticia. El duque de Edimburgo, quien estuvo internado un tiempo podrá volver a su palacio para celebrar la navidad con su familia.

El esposo de la reina Isabel II tiene 98 años y fue dado de alta para poder celebrar la navidad en Sandringham House, el retiro rural de la monarca en el este de Inglaterra.

Notoriamente, el Príncipe Felipe a su avanzadísima edad salió del hospital caminando y vestido muy elegantemente con su corbata anudada y sin dejar de mostrarse cordial con la enfermera que lo asistió.

La salud del duque se vio comprometida varias veces. Problemas cardiovasculares, y otras afecciones como una infección de vejiga, en los últimos años lo han mantenido alejado de la vista del público desde que se “jubiló” de sus actividades reales en 2017.

No sabes con certeza si Felipe participará de la misa de Navidad. La tradición es que los reyes participen de la homilía en la mañana de navidad para luego almorzar en familia en Sandringham House. Posterior a eso se emite el saludo pregrabado de la reina a Gran Bretaña y a los países de la Mancomunidad.

La reina Isabel II contrajo matrimonio con Felipe Mountbatten en 1947 y tuvieron cuatro hijos: Carlos, Ana, Andrés y Eduardo. En la actualidad tiene ocho nietos y ocho bisnietos.

En 1997, su exnuera Diana de Gales falleció en un accidente automovilístico en París mientras el duque y la Familia Real pasaban sus vacaciones en el castillo de Balmoral. Años después, Mohamed Al-Fayed, padre del novio de Diana, acusó al duque de haber planeado la muerte de su hijo y la princesa; sin embargo, investigaciones de 2008 concluyeron que la supuesta conspiración fue, en realidad, un accidente.