«Gracias Don Gatti, por restaurar la imagen de la Virgen María, en su advocación de Nuestra Señora de Fátima, Dios bendiga su vida y sus dones», agradecieron desde la Parroquia «San Juan Bautista» de Vera al vecino solidario que restauró la imagen dañada.

El ataque contra el Templo y el Colegio Parroquial ocurrió el 25 de diciembre por parte de personas que aún no fueron identificadas.

En un comunicado, la Parroquia verense dio cuenta que «el daño mayor se produjo en lo espiritual, por la «rotura de la imagen de la Virgen de Fátima que está junto a la puerta de ingreso al Templo y la rotura de uno de los hermosos vitrales nuevos que realzan el frente del Templo Parroquia».

La agresión a una imagen religiosa destinada al culto público es una profanación, advirtió la Iglesia verense. Y como tal requiere una reparació, anoche de rezó como desagravio una Misa.