El gobernador, Rodolfo Suárez realizó el anuncio a los pocos días de la crisis política y social por la controversia minera.

Luego del terremoto político y social en Mendoza por la reforma de la ley minera, que terminó con la marcha atrás oficial, el gobernador radical Rodolfo Suárez volvió a la escena con un anuncio: congelará los salarios de funcionarios y las tarifas de los servicios. También hizo un llamado a los poderes legislativo y judicial para que imiten la iniciativa.

De esta manera, el mandatario retoma el control de la agenda con un paquetes de medidas de impacto popular. Así, además de suspender por seis meses el salario de los funcionarios del Poder Ejecutivo, no cobrarán el incremento salarial del 6% correspondiente a la clausula gatillo del mes de enero. También le puso freno a los aumentos en las tarifas del transporte público y del servicio eléctrico por 180 días.