El titular de la ANSES y el Ministro de Desarrollo Social de la Nación establecieron lineamientos conjuntos para continuar con la entrega de las Tarjetas Alimentarias para los sectores más vulnerables.

Alejandro Vanoli y  Daniel Arroyo, se reunieron para analizar la marcha del Plan Argentina contra el Hambre, a través del cual se entrega la Tarjeta Alimentaria.

La distribución comenzó el 17 de diciembre de 2019 en la ciudad entrerriana de Concordia. A partir del 20 de enero y durante tres semanas seguidas continuará en 24 municipios del conurbano bonaerense y en varias provincias.

Al respecto, Vanoli señaló: “El trabajo coordinado entre las áreas del Gobierno Nacional es fundamental para garantizar el derecho a la alimentación de todas y todos los argentinos. Desde la ANSES estamos aportando nuestra función y nuestra territorialidad para facilitar la implementación del programa Argentina contra el Hambre y del resto de las políticas sociales”.

Por su parte, Arroyo explicó que “la puesta en marcha de la tarjeta tiene tres objetivos: que todos accedan a la canasta básica de alimentos; mejorar la calidad nutricional; y fomentar el desarrollo local. El Presidente plantea que hay que atender la emergencia e impulsar el desarrollo con trabajo y producción”.

La ANSES es el organismo encargado de notificar dónde y cuándo pueden retirar la Tarjeta Alimentaria las familias con hijos e hijas menores de 6 años y que perciben la Asignación Universal por Hijo (AUH).

Para obtenerla no es necesario hacer ningún trámite. Además, cada provincia determina en qué banco estará disponible y el monto que va a percibir cada titular depende de la cantidad de hijos a cargo. Vale recordar, que la Tarjeta Alimentaria sirve para comprar alimentos, excepto bebidas alcohólicas y no permite extraer dinero en efectivo.

Todos los meses el gobierno nacional recargará automáticamente la tarjeta y no habrá que hacer ningún trámite para seguir cobrando.

El Plan Argentina contra el Hambre no reemplaza a la Asignación Universal por Hijo ni suplanta ninguna de las políticas vigentes. Es una política de complemento integral alimentario.