El Municipio habilitó alojamientos alternativos debido a la alta demanda hotelera para el evento que tendrá presente a Luciano Pereyra, Abel Pintos, Jorge Rojas, el Chaqueño Palavecino y a Paulo Londra.

Enero es el mes señalado en el calendario cordobés para recibir a miles de visitantes que llegan a las calles de la ciudad de Jesús María para disfrutar del Festival Nacional de Doma y Folclore más grande en la región.

A partir del jueves 9 se llevará a cabo la edición número 55 en la que, además del clásico campeonato de doma, los participantes podrán disfrutar de la gastronomía regional, música en vivo y desfiles.

El evento que se extenderá hasta el 20 del corriente mes, contará con la presencia de los grandes folcloristas Luciano Pereyra, Abel Pintos, Jorge Rojas y el Chaqueño Palavecino entre otros. También participará el trapero cordobés, Paulo Londra, que deleitará a jóvenes y adultos con su estilo.

El predio en el cual se desarrollará el festival cuenta con capacidad para 35 mil personas. Responsables de la organización informaron que había más de 25 mil entradas vendidas y un 80% de plateas vendidas para las noches en las que se presentarán los principales músicos.

A su vez, personal del servicio de hotelería de Jesús María comunicaron que para la edición 2020 el municipio tuvo que habilitar alojamientos alternativos debido a que se agotó la ocupación hotelera.

En las últimas horas también se comunicó que el presidente del Festival Nacional de Doma y Folclore, Nicolás Tottis, pidió licencia laboral tras ser denunciado por abuso sexual y será reemplazado por Marcela Durán, vicepresidente de la organización.

Como todos los años, la provincia de Córdoba está lista para desarrollar uno de los eventos más importante para su turismo interno.