Al menos nueve personas, incluyendo dos miembros de los servicios de emergencia, han muerto en Estados Unidos a causa de una fuerte tormenta que atraviesa partes del sur de Estados Unidos, informaron el sábado las autoridades.

Se reportaron muertes relacionadas a tormentas en Texas, un tornado en Alabama y vientos tan fuertes en Louisiana que derribaron árboles y levantaron un remolque de su base y lo movieron a varios cientos de pies.

Cientos de miles de personas quedaron sin electricidad de Texas a Michigan, partes de las carreteras quedaron obstruidas en Oklahoma y Arkansas debido a las inundaciones y se cancelaron cientos de vuelos en los aeropuertos internacionales de Chicago.

Dos socorristas murieron y otro resultó gravemente herido en Lubbock, Texas, el sábado por la mañana después de ser atropellados por un vehículo mientras trabajaban en el lugar de un accidente de tráfico en condiciones de hielo, dijeron las autoridades.

El oficial de policía Nicholas Reyna, de 27 años, que había estado con el departamento durante un año, murió en el lugar. El bombero teniente David Hill, de 39 años, fue llevado a un hospital local donde luego murió. El bombero Matthew Dawson, de 30 años, fue hospitalizado en estado crítico.

El jefe de policía de Lubbock, Floyd Mitchell, lo calificó como un “día extremadamente trágico” para la ciudad.

Otra persona había muerto en Texas el viernes por la noche cuando un automóvil se estrelló contra un arroyo en Dallas mientras pasaban tormentas severas. Se sospechaba que los rayos del viernes causaronn incendios que quemaron dos casas pero no dejaron heridos en las ciudades de Burleson y Mansfield en el norte de Texas.

En Alabama, se confirmó la muerte de tres personas cerca de Carrollton en el condado Pickens, dijo en Twitter el Servicio Meteorológico Nacional de Birmingham. La Agencia de Manejo de Emergencias de Alabama dijo que las muertes fueron causadas por un “tornado incrustado dentro de una larga línea de tormentas intensas”.

La mañana del sábado, los bomberos en Louisiana encontraron los cuerpos de una pareja de personas mayores cerca de su casa rodante demolida, informó el Departamento de Policía de Bossier Parish en su página de Facebook. Los vientos fueron tan poderosos que lograron mover la casa hasta 200 pies de sus cimientos.

También en Louisiana, Raymond Holden, de 75 años, murió en su cama cuando un árbol cayó sobre su casa en Oil City, aplastándolo, según la Oficina Forense de Caddo.

Más de 139,000 personas se quedaron sin electricidad en Alabama, según Alabama Power. Según PowerOutage.us, Mississippi tuvo más de 39,000 apagones el sábado por la tarde. Unos 20,000 clientes no tenían electricidad en Louisiana. Se informaron interrupciones desde Texas a Michigan.

En Tennessee, Memphis Light, Gas and Water dijo que unos 23,000 clientes estaban sin electricidad el sábado por la mañana. El daño fue generalizado en todo el condado de Shelby, el condado más poblado de Tennessee que incluye Memphis, incluidos árboles caídos y postes de energía, algunos de los cuales deberán ser reemplazados, según la empresa de servicios públicos.