Así lo dispuso el jefe de la fuerza, Víctor Sarnaglia mediante una resolución que deja sin efecto una reglamentación de 1998. La medida responde a resguardar la seguridad de la población santafesina y de los efectivos policiales.

La medida responde a los hechos de inseguridad y violencia que se agravaron en todo el territorio santafesino. Por tal motivo, buscan resguardar la seguridad de la población y la de los efectivos policiales.

El escrito deja sin efecto una resolución del año 1998 e instruye: “A todo el personal policial, a que según la situación policial en la que se proceda y los criterios de seguridad e integridad física propia y de terceros que se deba adoptar, se habilite a dilucidar la posibilidad de poseer cartucho en recámara”, el texto aclara que el cartucho debe ser el provisto oficialmente por la Policía de la Provincia de Santa Fe.