Este martes comerciantes y vecinos de la ciudad se reunieron en calle Iriondo al 2000 para reclamar por la inseguridad.

En los últimos tres meses cuatro locales sufrieron entraderas en la zona.
Para los vecinos el problema se debe a la falta de personal policial y la poca iluminación de las calles.
Fuente: Aire de Santa Fe.

Preocupación por robos en la zona de la Escuela N° 340

Por otro lado, vecinos de nuestra ciudad manifestaron su preocupación por reiterados robos durante los últimos meses en la zona de la Escuela N° 340 en Santo Tomé.
En contacto con Veo Noticias, los ciudadanos señalaron: “Hace tiempo tomamos conocimiento sobre robos en las casas de distintos vecinos. En los últimos casos, los ladrones ingresaron a los domicilios, lo cual es un peligro para el vecindario”.