La pequeña se asomó por la venta de su casa y se precipitó desde una altura de 5 metros. Está en el hospital Alassia fuera de peligro.

 

Una nena de 8 años salvó su vida de milagro luego de protagonizar un accidente al caer desde la planta alta de la casa familiar en Gobernador Freyre al 5500. El hecho ocurrió este miércoles por la tarde, alrededor de las 19,25 cuando Amparo se encontraba jugando en una de las habitaciones de la vivienda, en el primer piso.

Al parecer, la nena se subió a una pequeña cama de una plaza que daba a la ventana y cayó por ella. Pese al impacto y la altura de la que se precipitó a tierra (unos 5 metros), sólo sufrió golpes en la boca y la nariz, y ahora se recupera en el hospital de Niños “Orlando Alassia”, adonde fue trasladada por vecinos y familiares.

Milagro

“Fue un milagro grande”, contó al móvil de LT10 Isaías, abuelo de la niña, quien al momento del accidente se encontraba atendiendo el negocio que posee en la planta baja de la misma vivienda.

“Estaba atendiendo abajo, en el emprendimiento que tengo, y justo me tocan timbre. Cerca de la ventana tengo cama de una plaza, ella se subió porque escuchó el timbre. La ventana estaba trabada con una tabla, ella se apoyó, la tabla cedió y cayó”, relató el hombre.

La menor cayó de boca pero salvó su vida porque golpeó su cuerpo en el césped de la vereda.

Incluso, el abuelo contó que allí hay clavado en el suelo un palo de madera a modo de tutor de 1,50 metros y la pequeña cayó al lado, sin siquiera rozarlo.

“Parecería como que algo la impulsó a ese lugar, fue la mano de Dios”, agregó Isaías, visiblemente conmocionado por lo sucedido.