Es un fuerte incremento con respecto a diciembre. El brote por ahora está circunscripto a la localidad de Andresito y la ciudad de Puerto Iguazú. El brote se adelantó dos meses.

 

La eliminación de criaderos del mosquito Aedes aegypti es la forma más efectiva para evitar la circulación del virus.

Un total de 18 personas contrajeron dengue desde el inicio de la temporada estival en Misiones y la particularidad es que en su totalidad son casos autóctonos. La cifra fue revelada por el Ministerio de Salud Pública de la Nación a través del Boletín Integrado Epidemiológico y muestra un fuerte incremento en la cantidad de notificaciones, ya que a principios de diciembre sólo se habían reportado seis casos.

El brote en principio está circunscripto a la localidad de Andresito y la ciudad de Puerto Iguazú, de donde son oriundos 16 de los pacientes que dieron positivo para la enfermedad que transmite el mosquito Aedes aegypti.

El Boletín, que no se actualizaba desde el 19 de diciembre, contabiliza los casos reportados hasta el 29 de diciembre y seis de ellos todavía se mantienen como “probables”. Según ese reporte, en Andresito hay diez casos, otros seis en Puerto Iguazú y los dos restantes en Garupá, ciudad que está en la zona Sur de la provincia. Los estudios revelaron que todos corresponden a la cepa DEN 1.

Si bien desde el Ministerio de Salud Pública de Misiones no dieron a conocer los reportes de casos sospechosos de las últimas semanas, trascendió que hubo un fuerte incremento en la cantidad de cuadros febriles, uno de los síntomas del dengue.

Pese al hermetismo oficial, en los últimos días hubo alertas en las ciudades de San Pedro y Oberá, donde se reportaron casos sospechosos. En el primero de los casos, los operarios afectados cuatro bloques sanitarios y en la ciudad restante hubo una intervención similar en Villa Gunther.

Además de fumigar para eliminar los mosquitos portadores de la enfermedad, los agentes sanitarios realizan un “barrido” en las inmediaciones en busca de pacientes con los denominados “cuadros febriles inespecíficos”.

En diciembre pasado, el Ministerio de Salud Pública de Misiones había alertado que el brote de dengue se había adelantado dos meses, ya que en años anteriores los primeros casos solían aparecer recién a fin de enero o principios de febrero.

Hasta el momento la totalidad de los casos confirmados corresponden a la cepa DEN 1, pese a que el año pasado hubo 20 casos de la cepa DEN 4, la misma que circula en Brasil y Paraguay. La presencia de los dos virus hace que se incremente la posibilidad de cuadros graves de dengue. Se trata de los casos “hemorrágicos”, una complicación que se da en el 15% de las personas que contraen ambas cepas, sin importar el período transcurrido entre una y otra.

Las autoridades sanitarias esperan un fuerte rebrote para este año, similar a lo que ocurrió en la temporada 2015-2016, cuando Misiones reportó más de 14.000 casos. Ya a fines del año pasado los funcionarios de Epidemiología advertían que se aproximaba una temporada con muchos casos de dengue.