El deportista, ex Nº 70 del ranking mundial, fue entrevistado por la Unidad de Integridad de Tenis.

En mayo de 2018 la Unidad Integradora de Tenis (TIU por sus siglas en inglés) declaró culpable por arreglo de partidos a Nicolás Kicker. El jugador oriundo de Merlo se encontraba en París por jugar en Roland Garros cuando lo apartaron y le retiraron las credenciales.

La TIU le realizó una entrevista a principios de 2019 pero la entidad la publicó recién ahora. Allí, Kicker se expresó sobre lo sucedido: “En ese momento estaba 70 del mundo, jugando Copa Davis. Estaba haciendo tercera ronda de Australia, ganándole a jugadores muy buenos y tenía toda una carrera por delante“.

A las pocas semanas de retirarle las credenciales, la TIU oficializó el castigo: tres años de pena, que en principio iban a ser seis, y una multa económica de USD 25 mil. En su momento, el deportista argentino dijo ser inocente y querer apelar a la decisión pero, al ver que el proceso era muy largo y las pruebas en su contra eran contundentes, desistió.

“Estaba todo para que yo siguiera jugando al tenis tranquilamente, pero cometí un error en 2015 y eso me produjo… Ahora estoy suspendido y me arruiné la carrera, todo por un partido y lo pagás muy caro“, reflexionó. Tambien, contó cómo fue el partido en el que accedió a dejarse perder: “Seguía dependiendo de mis padres, me tenía que pagar entrenadores y me costaba mucho, no quería depender más de ellos”.

“La primera vez que esta persona (el apostador) me contactó fue vía Facebook. Me dijo que me quería ‘sponsorear’, que me quería dar plata por mes y un auto para moverme por Buenos Aires. Pero cuando se reveló me dijo que eran un grupo de apostadores y quería que yo venda un partido con ellos. En ese momento no confié, pero después me agarraron en un punto muy vulnerable y yo decidí aceptar“, explicó Nicolás Kicker.