Al menos 26 reclusos que pertenecerían a la organización criminal Primer Comando Capital escaparon la madrugada de este lunes de una cárcel en Acre, en el norte brasileño. Los presos hicieron un agujero en la pared de una celda y utilizaron sábanas como cuerda para trepar el muro del presidio.

Al menos 26 presos que pertenecerían a la organización criminal Primer Comando Capital escaparon la madrugada de este lunes de una cárcel en Acre, en el norte de Brasil, informaron las autoridades.

Se trata de la segunda fuga de una prisión en la región en 24 horas luego del escape de 75 reos anteayer de un penal en Paraguay, ubicado cerca de la frontera con Brasil, que integraban esa organización.

La fuga masiva se dio en el complejo penitenciario Francisco d’Oliveira Conde, en Río Branco, capital de Acre, luego de un violento fin de semana en la ciudad, con siete homicidios con mensajes mafiosos.

Los presos hicieron un agujero en la pared de una celda y utilizaron sábanas amarradas como cuerda para trepar el muro del presidio, informó en una nota la Secretaría de Estado de la Justicia y Seguridad Pública de Acre.

Al igual que en la fuga en Paraguay, el golpe habría sido protagonizado por integrantes del Primer Comando Capital (PCC), una de las mayores facciones criminales brasileñas con influencia internacional, reportó el diario brasileño O Globo.

La policía brasileña reforzó el patrullaje en las autopistas federales, aeropuertos y fronteras del estado para poder recapturar a los criminales. Además, se investiga la posible responsabilidad del personal administrativo del presidio en la fuga.

Luego del segundo golpe carcelario presuntamente protagonizado por el PCC, se prevé que la policía realice revisiones en los presidios del Estado de Acre para evitar posibles nuevas fugas.

En cuanto al escape de la cárcel paraguaya de Pedro Juan Caballero del que se cree que existió connivencia con los carceleros, ayer fueron detenidos el director del penal, Christian González, y treinta agentes penitenciarios. El sistema carcelario fue intervenido, en tanto, la ministra de Justicia, Cecilia Pérez, prometió actuar “sin contemplaciones”.