Los 70 trabajadores dicen que les deben dos meses de sueldo.  

 

Quienes necesiten este martes recargar o comprar la tarjeta Movi, con la que se paga el colectivo en Rosario, tendrán serias dificultades. Es que los trabajadores que se desempeñan en los puestos de recarga decidieron no atender al público porque hace dos meses que no cobran.

“Decidimos cerrar las cabinas por no tener respuestas. Somos 70 personas”, explicaron desde la cooperativa La Unión, a cargo de la tarea.

La deuda que reclaman los integrantes de la cooperativa, 70 personas que tienen algún tipo de discapacidad, es de noviembre y diciembre.