El apagón abarca un sector delimitado por las calles Córdoba, Presidente Roca, Montevideo y Pueyrredón.

Los apagones de verano ya son un clásico en tiempos de alta temperatura, y esta vez hasta la propia sede central de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) quedó a oscuras por una doble falla en la red de media tensión que afectó un sector del centro rosarino.

Cerca de las 9.30 se produjo el desperfecto, según informaron voceros de la compañía, que afectaba la zona de calle Córdoba a Montevideo y de Presidente Roca a Pueyrredón.

El área en cuestión abarcó las oficinas de la EPE ubicadas en Oroño al 1200 y si bien allí la atención no estaba restringida, la operatoria registraba demoras por la interrupción del suministro que no solo afectaba la iluminación, también impactaba en los sistemas informáticos.

Desde que desencadenó el problema técnicos de la empresa intentaban reponer el servicio y se aguardaba que se solucionara la falla en el transcurso de la jornada.