abriela Benítez de 33 años había terminado una relación poco antes de Navidad y le había escrito a un familiar diciéndole que si le pasaba algo se haga cargo de sus “gurises”.

El sábado por la madrugada la encontraron calcinada en un camino rural de la localidad de Alejandra dentro del Renault 9 de su ex, Carlos Usprung, de 63. Si bien el hombre indicó una muerte accidental, familiares de la mujer lo señalaban como el responsable del hecho. Finalmente, las pericias dejaron caer la versión de la muerte accidental y el hombre quedó preso luego de ser imputado por homicidio calificado por el vínculo.

En relación a las evidencias recolectadas, el fiscal Aldo Gerosa detalló: “Por lo pronto está acreditado que (Usprung) estaba en el lugar. Que no tuvo ninguna lesión y que tenía un fuerte olor a nafta. Y está acreditado con un informe técnico de los Bomberos Zapadores de Vera que el fuego no se inició espontáneamente, sino debajo de la butaca de la acompañante y hubo un elemento que lo produjo, es decir que no fue un problema eléctrico ni del circuito de mangueras del auto”. Asimismo, adelantó que continúa la investigación en el entorno de la víctima en busca de acreditar la existencia previa de violencia de género, lo que calificaría el crimen como un femicidio.

Respecto al pedido de prisión preventiva, Gerosa dijo que el acusado enfrenta una expectativa de pena a prisión perpetua y aún restan unas cuántas diligencias investigativas y “si le dábamos la libertad hubiera sido muy fácil que se escapara y no lo podríamos llevar a juicio oral y público”. Finalmente, el fiscal lamentó que la mujer haya terminado sola, “sin forma de enfrentar la violencia que sufría, ni ella ni su entorno, una familia muy sencilla y humilde”.