La Directora provincial de Control de Vectores explicó el motivo del aparente incremento de la población de grillos durante las últimas semanas en la ciudad.

El grillo se ha convertido en un habitante frecuente de todos los ambientes en la ciudad de Santa Fe durante los últimos días. Esto se debe a la coincidencia de días de alta temperatura y lluvias frecuentes.

Así lo explicó Mariana Maglianese, Directora provincial de Control de Vectores, quien, además, detalló el proceso del ciclo de vida del insecto: “tengamos en cuenta que es la época de grillos pero hay algunas condiciones de temperaturas y lluvias que aceleran algunos procesos. Los grillos colocan sus huevos en la tierra y cuando las temperaturas son altas y el régimen de lluvia es más frecuente, la tierra se vuelve un poco húmeda, se da la apertura de huevos, el nacimiento y el crecimiento de estos bichitos; con las actuales muy altas temperaturas los huevos que estaban colocados en forma secuencial. La mayoría de los huevos puestos a lo largo de septiembre nacieron todos juntos”.

Sin embargo, la funcionaria hizo hincapié en el respeto a la especie. En tal sentido, pidió “tener paciencia” respecto de la presencia de los grillos en los hogares y el ruido que generan y recordó que “en la naturaleza cada bichito tiene su forma de expresarse y tiene también derecho a estar dentro de nuestro ecosistema”. “Las chicharras hacen ruido, un perrito que ladra hace ruido, y en el caso del grillo es parte de su ciclo natural”, concluyó.