Ocurrió esta mañana en una vivienda ubicada en calle Uruguay al 3800. Los cuatro chicos que viven en la casa fueron salvados por los vecinos.

Una verdadera desgracia con suerte ocurrió esta mañana en barrio San Lorenzo y fueron los vecinos quienes evitaron lo que podría haber sido una tragedia.

Fue específicamente en una casa ubicada en calle Uruguay al 3800, donde una nena jugaba con un encendedor en su habitación y accidentalmente prendió fuego el colchón. El foco ígneo rápidamente se expandió y tomó otras partes de la casa.

Al momento del siniestro, la madre estaba en la cocina, mientras que los cuatro hijos se encontraban en la habitación. Rápidos de reflejos, los vecinos lograron romper la puerta y arrojaron arena sobre las llamas para sofocar el incendio.

Una vecina de la casa contó lo sucedido a través del móvil de LT10: “Llegaba de hacer mandados y uno de los nenes vino corriendo a pedirme que llame a los bomberos. Fui, pero era una nube de humo, lo único que alcancé a hacer es rescatar los chicos y traerlos a mi casa”.

Tras el heroico accionar de los vecinos, llegó una dotación de bomberos que terminó de apagar el incendio dentro de la vivienda. Afortunadamente, no hubo que lamentar heridos por el hecho.