A través de la Resolución Nº 02/2020, la intendente Daniela Qüesta dispuso suspender transitoriamente la habilitación del balneario municipal Brigadier Estanislao López, el cual sólo podrá ser utilizado como solárium.

 

La medida, de carácter preventivo, está orientada a resguardar la seguridad de las personas y se fundamenta en la aparición de palometas en las aguas del río durante el pasado domingo.

Se trata de un fenómeno que ya se ha registrado en localidades vecinas y es causado por la bajante del río, el agua calma y las altas temperaturas, todos factores que conforman un hábitat propicio para estos peces.

La inhabilitación del balneario se extenderá hasta que cese la causa referida.