La dirigencia institucional expresó su apoyo a la “larga e intachable trayectoria” de la empresa. De esa manera, contrastó las noticias que ponen en tela de juicio la ética y comportamiento del grupo. Comunicado oficial.

Lo más variado y trascendente del arco político, empresarial e institucional del norte santafesino mostró, en los últimos días, un decidido y claro respaldo a la trayectoria y lealtad comercial de la firma Vicentin Saic, originaria de Avellaneda y convertida en unos de los grandes actores del mercado agroexportador, entre otros variados rubros industriales, que atraviesa hoy una situación de “stress financiero”.

En primer término y en virtud de comentarios vertidos en medios televisivos y escritos acerca de la situación y el comportamiento de la firma Vicentin, pequeños y medianos empresarios de la región expresaron su preocupación por el hecho de que “habiendo tomado el tema tan amplia difusión, seguramente por la magnitud del problema, la opinión pública se lleve una versión tergiversada de la realidad”.

En ese sentido, dijeron conocer y haber “sido testigos de su responsabilidad social, sobre todo como fuente de motivación de múltiples emprendimientos y trabajo genuino para nuestra región. Sus inversiones en proyectos locales han sido de enorme trascendencia para la generación de empleo productivo formal, evitando que muchos de nuestros jóvenes emigren en búsqueda de otras oportunidades”, señalaron.

En el comunicado, rubricado por las empresas Elías Yapur SA, Impresora del Nea, Estudio Correa, Pividori Agroindustrial SA, Tutto Porkys SRL, Domitec SA, Autotecsa SA, Servipack SRL, Cooperativa Enhebrando Metas, Prysoft SRL, Estudio Antón e Inmobiliare SA, el mundo Pyme lamentó “mucho lo que está pasando y esperamos que pueda superar la situación, a cuyo fin no dudamos que estarán priorizando el sostenimiento de las fuentes de trabajo y el seguimiento de sus actividades productivas, buscando encontrar las soluciones que impliquen el menor perjuicio posible para todas ellas”.

“Ojalá ésta sea una prueba más para la empresa en su larga e intachable trayectoria, confiando en sus capacidades y sus valores”, indicaron, en tanto pidieron aclarar que estas afirmaciones nada tienen que ver con la firma, simplemente “sentimos la necesidad de salir a contrastar las noticias que ponen en tela de juicio su ética y comportamiento, porque de acuerdo a nuestro cabal conocimiento, no reflejan su verdadera trayectoria y accionar”.

“Fuerte compromiso”

Por su parte, el Centro Industrial y Comercial de Reconquista expresó su “profunda preocupación por la situación de público conocimiento, que se encuentra atravesando una empresa, que es emblema de nuestra región”.

La entidad enfatizó que a nadie escapará reconocer la vital importancia que reviste para toda sociedad, el poder contar con inversiones que permitan la producción local, la utilización de mano de obra, la contratación de fletes y transportes, el uso de combustibles, las reparaciones en talleres, el impulso al comercio y también el pago de impuestos y tasas que redundan en mejores ingresos para las comunas y municipios.

“Es obvio que, sin tales inversiones, es imposible desarrollar una comunidad de negocios. Y no cabe duda que, son los negocios la práctica humana que más aporta al desarrollo individual, a la creación de riqueza y al ascenso social”, aseveró.

En el caso que nos ocupa, se trata de una empresa familiar, que ha venido actuando desde hace muchos años, generando valor, demostrando un fuerte compromiso con el desarrollo de nuestra región, haciendo primar un fuerte arraigo y una visión de trabajo y prosperidad, destacó la institución que nuclea al grueso del comercio reconquistense.

“Su importancia ha sido tan fundamental que, en más de una oportunidad su influencia ha permitido a industrias locales, la continuidad de sus actividades. En las actuales circunstancias que atraviesa la Argentina, no nos podemos permitir que se pierdan tales industrias. Es fundamental que, tanto las autoridades como la comunidad toda, se comprometan en encontrar las soluciones que la hora demanda”, afirmó.

“Ayudar a superar este desafío”

En la misiva dada a conocer por la institución, a la que adhirieron la Cámara de Comercio Exterior del Norte Santafesino, el Ente Parque Industrial de Reconquista, el Centro Empresarios de Romang, la Sociedad Rural de Reconquista, el Centro Industrial y Comercial de Avellaneda, el Parque industrial Avellaneda y Corenosa, se instó a “todas las fuerzas vivas, al sector público y privado, a ayudar a superar este desafío al grupo Vicentin, reafirmamos que nuestra institución está, a disposición con todas sus energías para lograr que, nuestras industrias sigan motorizando la economía de nuestra región”.

“Es imposible, pensar en un futuro venturoso, sin nuestras industrias. Se perderían esfuerzos ya realizados en el campo de la educación, la salud, la infraestructura. Estamos seguros de que este es un momento en el que debemos defender nuestras industrias”, completó.

Rumores de estatización y réplica desde Vicentin

En tanto, consultado sobre el caso Vicentin y la posibilidad de estatización, -idea que sugiere Juan Grabois, referente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) como parte de un plan de “lucha contra el hambre”- Alberto Fernández dijo que “el tema es muy grave porque el Banco Nación otorgó un crédito por encima de lo que objetivamente podía hacerlo mientras que la empresa fallida tomó un crédito muy por encima de lo que podía pagar. Allí hay una investigación en marcha”. También sostuvo que mantiene conversaciones con el presidente del Banco -Claudio Lozano-,  que le brindó “una información importante sobre el caso”.

“Vamos a ver. Tengo en claro que es una empresa muy importante y es fuente de trabajo de mucho gente. Nadie quiere que la fuente de trabajo se cierre y todo indica, cuanto menos, que allí hubo un acto de enorme irresponsabilidad. Así que vamos a estudiar bien el tema”, señaló el presidente.

El flyer que circula con la firma de distintas organizaciones que reclama la estatización de la empresa.

Por su parte, el directorio de Vicentin Saic emitió un comunicado oficial en el que formuló aclaraciones frente al “recrudecimiento de versiones periodísticas ofensivas, que manipulan datos de la realidad para construir un relato totalmente falso”.

En esa línea, los directivos del grupo explicaron que la crisis financiera que atraviesa Vicentin es consecuencia de una serie de factores, que enumeraron:

Durante los últimos 20 años invirtió fuertemente en plantas de biodiesel a partir de aceite de soja, etanol a partir de maíz, ampliaciones de capacidad de molienda de oleaginosas, puertos, etc., contrayendo para ello endeudamiento de distintas instituciones, en su mayoría internacionales;

La situación económica nacional, que comenzó a deteriorarse a partir de la crisis financiera del 2018, con algunas empresas argentinas realizando planteos de refinanciación a sus acreedores, agravada con la incertidumbre política del 2019, imposibilitó la renovación de líneas de crédito;

En el segundo semestre del 2019 el retiro de los depósitos en dólares de los bancos locales y el tradicional estancamiento de nuevas financiaciones del exterior en períodos eleccionarios, afectaron nuestras líneas de crédito; Por otra parte, los productores aceleraron las ventas de sus stocks frente a expectativas de alzas de retenciones, desapareciendo el crédito comercial.

“Nuestra deuda no fugó del país, sino que está invertida en bienes productivos, que, junto con el trabajo de nuestra familia, instalada en el norte de la provincia de Santa Fe desde 1929 y el de nuestra gente, nos permitirán, con mucho esfuerzo, salir adelante”, puntualizó el directorio.

Asimismo, precisó que “el Banco de la Nación Argentina fue siempre, desde hace más de 50 años, la institución financiera más importante para Vicentin Saic y a lo largo de los distintos cambios de gobierno, siempre se ha manejado de manera institucional. Lamentamos mucho que se ponga en tela de juicio la actuación de esta institución que manejó una realidad compleja, a nuestro entender, de la mejor manera posible”.

El directorio de la firma aseguró estar “abocado las 24 horas, 7 días a la semana, a explorar distintos caminos de salida de su situación, priorizando la puesta en funcionamiento nuevamente de sus activos, que permitirá mantener las fuentes de trabajo y refinanciar los pasivos de manera razonable”.

Por último, sostuvo que la época del año y las incertidumbres propias de todo cambio de gobierno, ralentizan los procesos, pero “estamos encaminados a una solución que contemple las necesidades inmediatas de nuestros acreedores comerciales, la puesta en marcha de los activos y la renegociación de la deuda financiera, otorgando a las entidades, especialmente al BNA, todas las garantías que necesiten para consolidar el proceso”.