El Ministerio Público de la Acusación (MPA) de Santa Fe imputó a un hombre de 33 años que trabaja en un hogar de niños y que está acusado de haber abusado sexualmente de un menor alojado en el mencionado lugar donde presta servicio.

El Ministerio Público de la Acusación (MPA) de Santa Fe imputó el sábado a un hombre de 33 años que trabaja en un hogar de niños y que está acusado de haber abusado sexualmente de un menor alojado en un hogar donde prestaba servicio.

Además, desde el MPA adelantaron que solicitarán la prisión preventiva del acusado.

A su vez, el organismo de Justicia informó que el pedido estará a cargo de la fiscal Alejandra Del Río Ayala, quien investiga a un hombre cuyas iniciales son J. M. P., imputado por los delitos de “abuso sexual con acceso carnal reiterado y calificado por la guarda, en concurso ideal, con promoción a la corrupción de menores agravada por la guarda”.

La fiscal Del Río Ayala se presentará, en principio este lunes, en la audiencia de medidas cautelares a celebrarse en Tribunales, encabezada por el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Rodolfo Mingarini, para brindar detalles de su pesquisa y solicitar la prisión preventiva.

La funcionaria explicó que “de la investigación se desprende que el imputado es un hombre que cometió los ilícitos en el hogar de niños en el que prestaba servicios, en perjuicio de uno de los menores alojados”.

“J. M. P. tenía a cargo el cuidado de un niño al cual abusó sexualmente en repetidas oportunidades y además lo amenazó para que no contara nada de lo sucedido”, añadió.

Para Del Río Ayala, “el imputado sabía que los ilícitos que estaba cometiendo representaban una grave vulneración a los derechos del niño, ya que trabajaba en una institución dedicada justamente a resguardar a menores de edad que, en muchos casos, habían pasado por situaciones similares”.