Lo afirmó el Ministro de Obras Públicas Gabriel Katopodis. “Va a ser el Estado el que administre esas rutas y la ganancia. El lucro que quedaba en el sector privado, ahora en manos del Estado, se va a poder reinvertir para el mejoramiento de esas rutas”, aseguró el ministro.

El Gobierno nacional no renovará contratos de concesión de cinco corredores viales, como el de la ruta nacional 19, que une Santa Fe con Córdoba. Así lo confirmó el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, quien sostuvo que de esta manera la administración de las obras de estas conexiones viales pasará a manos del Estado.

“Vamos a ir revisando todos los casos. De hecho hay muchas concesiones que están en manos privadas y hemos tomado la decisión de que pasen al Estado. Hay cinco corredores que hemos definido que progresivamente, a partir de este mes, y en la medida en que vayan venciendo los contratos, se van a ir transfiriendo al Estado”, dijo el funcionario.

En este sentido, detalló que se trata de las rutas 188, en la provincia de Buenos Aires; la 9 norte y la 34, que pasan por Santiago y por San Miguel de Tucumán y también cruzan Jujuy; la 8 y la 36, en Mercedes, San Luis, y la 19, que une Santa Fe con Córdoba.

“Va a ser el Estado el que administre esas rutas y la ganancia. El lucro que quedaba en el sector privado, ahora en manos del Estado, se va a poder reinvertir para el mejoramiento de esas rutas”, aseguró el ministro.

Katopodis agregó que también “van a ser revisadas las concesiones a Autopista del Sol (Ausol) y a Grupo Concesionario del Oeste (GSO), de los accesos norte y oeste, que ya están judicializadas”.

“Encontramos un ministerio dinamitado”, dijo también el Ministro, en otra ronda de críticas de funcionarios del gobierno de Alberto Fernández al legado de su antecesor, Mauricio Macri.

Katopodis aseguró que había “obras paralizadas” y que hay “una deuda de más de 35 mil millones de pesos de obras, de contratistas que vienen a reclamar su pago, por lo que se están haciendo las auditorías correspondientes para ver la documentación que la respalda”.

Katopodis también afirmó que “durante el último año y medio empezó a haber serios problemas de pagos”. “El presupuesto de obra pública fue el que más recorte sufrió. Se cansaron de hacer anuncios, de decir que era el gobierno que más obra pública había hecho en 70 años, y lo que encontramos son obras anunciadas que no están”, dijo el funcionario.

“Ahora apuntamos a que todo sea de manera transparente, que las obras se hagan y que las rutas sean seguras para los argentinos”, agregó el ministro.