El patrullero oceánico “Hipólito Bouchard” de la Armada nacional zarpó desde la Base Naval de Toulon, al sur de Francia, rumbo a Buenos Aires, a donde llegará después de una escala para reabastecimiento logístico en el puerto de Río de Janeiro, en Brasil.

Se trata de la primera incorporación de un total de cuatro buques similares adquiridos a la empresa francesa Naval Group, en el marco del Proyecto de Recuperación de la Capacidad de Patrullado Naval Marítimo llevado adelante por la Armada y aprobado por el Ejecutivo nacional.

El objetivo es mejorar la vigilancia y el control marítimo con medios navales de superficie en el área oceánica de interés, cuya extensión es de 1.159.063 kilómetros cuadrados, en la Zona Económica Exclusiva Argentina en busca de preservar los recursos vivos y no vivos del mar.

Se busca además contribuir a la vigilancia y el control de los espacios marítimos y fluviales, jurisdiccionales y de interés nacional, mediante la presencia naval, la protección y el control del comercio marítimo y ribereño y la ejecución de operaciones marítimas de búsqueda y rescate.

El nombre del buque nuevo homenajea al marino francés y héroe naval, capitán de navío Hipólito Bouchard, que luchó al servicio de las Provincias Unidas del Río de la Plata y del Perú.

La nave tiene una eslora de 87 metros, 13,6 metros de manga, 3,8 metros de calado y alcanza un desplazamiento de 1.650 toneladas, y está diseñado para una tripulación básica de 40 personas, con una capacidad adicional para embarcar 19 personas.

Su autonomía es de 7.500 millas náuticas (13.890 kilómetros) navegando a 12 nudos y puede alcanzar una velocidad máxima de 21 nudos (aproximadamente 40 km/h.).

El primer grupo de la dotación realizó el programa de Adiestramiento y Operación de los equipos de la unidad a cargo de la Universidad Naval Group, que le permitirá al personal operar y efectuar el mantenimiento básico del buque.

Asimismo, como parte del adiestramiento, la tripulación se alistó y adiestró previamente en el país en el simulador de navegación y maniobra del Centro de Navegación y Entrenamiento Marítimo Fluvial (CIEMF) antes de partir a Francia.