El ex mandatario de Argentina liderará la organización que se creó en 2018 y se encarga de impulsar diversas acciones benéficas alrededor del mundo.

El ex presidente de la República Argentina, Mauricio Macri, fue nombrado como presidente ejecutivo de la Fundación FIFA, un organismo que se creó en 2018 y se encarga de incentivar un cambio social positivo y de reconstruir infraestructuras deportivas dañadas alrededor del mundo.

La Fundación FIFA nació en el 2018 como entidad independiente respaldada por la FIFA, con el objetivo de contribuir a la promoción de un cambio social positivo. Su director general es el exfutbolista francés –y campeón del mundo– Youri Djorkaeff y su enfoque prioritario es la educación a través del programa Football for Schools, que se lanzó en 2019 y al que la FIFA ya ha asignado un presupuesto de 100 millones de dólares. Además, la FIFA tiene el objetivo de recaudar, junto con socios de todo el mundo y de diferentes sectores, mil millones de dólares para invertirlos en programas educativos.

La Junta está compuesta por el actual presidente de la FIFA Gianni Infantino, Sonia Fulford –miembro del Consejo de la FIFA y vocal de la Junta de la fundación– y Lydia Nsekera –miembro del Consejo de la FIFA y vocal de la Junta–.