El intendente de Venado Tuerto, Leonel Chiarella, solicitó al gobernador Omar Perotti activar el contrato con la firma Menara Construcciones SA que permita la ejecución de desagües urbanos en la ciudad.

La medida obedece a que la ciudad se vio afectada en poco tiempo por dos eventos climatológicos de gran intensidad, con los consecuentes anegamientos.

En el pedido de referencia, oficializado por nota dirigida a la Casa Gris, se destaca que el Municipio local, en la salvaguarda de vidas y bienes de ambas contingencias, debió hacer erogaciones excepcionales, cercanas a los 900 mil pesos, en concepto de horas extras e insumos varios. Según el contrato de obra, los trabajos se desarrollarían en unas 12 cuadras y alcanzaría los 1400 metros lineales de emisarios a efectos de optimizar los desagües pluviales en los barrios Rivadavia, San José Obrero y Ciudad Nueva.

Sin embargo, su impacto sería aún mayor, dado que la infraestructura del sistema también potenciarla el drenaje de los barrios Centro II, Norte, San Cayetano y Güemes. Por ende, el proyecto hídrico que impulsa Chiarella beneficiaría a más de 18 mil habitantes de la ciudad.

Esta obra de desagües logrará la evacuación de excedentes pluviales para un área de alrededor de 194 hectáreas, de alta y media densidad poblacional, cuya descarga derivará a los canales periurbanos existentes, de acuerdo al Plan Integral de Desagües Urbanos para la ciudad. Se trata de secciones rectangulares de hormigón armado, conforme las necesidades estructurales de cada calle, más la ejecución de captaciones y obras anexas que aseguren el escurrimiento de cada calzada. La obra fue adjudicada por la Provincia a Menara Construcciones SA por un monto superior a 52 millones de pesos.

Impactos positivos

En referencia a la petición, el intendente Chiarella consideró que “esta obra tendrá para nuestra ciudad una serie de impactos positivos, como el descenso en la magnitud de los anegamientos ante cada precipitación, la disminución del riesgo de afectación de las personas asentadas en zonas propensas a anegamientos, con el consecuente impacto en la salud y sus bienes personales, a lo que debemos sumar una mejora en las condiciones de accesibilidad y circulación en la zona de influencia de la obra”.

“Confiamos que el gobernador Perotti dará una respuesta positiva a nuestro pedido, que representa también un aporte al equilibrio ambiental de la ciudad, para mitigar los efectos de esta acumulación de agua excepcional”, completó el mandatario.