Una máquina rompió un caño en avenida Perón y Crespo, y tuvieron que trabajar en el lugar personal de Litoral Gas y Bomberos Zapadores.
Zona sudoeste vivió ayer una jornada agitada, de mucha tensión. Es que un escape de gas alteró el ritmo habitual en la intersección de avenida Presidente Perón y Crespo, y le otorgó un clima de mucha angustia e incertidumbre. Para controlar la situación, en ese sector se desplegó un amplio operativo para ordenar el tránsito y cercar el área donde personal de Litoral Gas trabajó durante largas horas para controlar el incidente.

Según lo relatado por testigos del lugar, a media mañana de ayer una máquina excavadora rompió un caño de gas cuando excavaba en una obra en construcción.

Fuentes cercanas al personal de obra deslizaron que esa cañería no figuraba en los planos de referencia, pero esas son cuestiones que se están investigando, sobre todo teniendo en cuenta la preocupación que generó este hecho en los habitantes de la zona.

Por la pérdida de gas, la zona fue inmediatamente cerrada y además se percibía un fuerte olor que alertó a los trabajadores y vecinos.

“Se sentía como un zumbido que crecía en intensidad. Y el olor a gas se notaba claramente” contó Lucrecia, una vecina de la cuadra, quien confió que “este tipo de episodios dejan huellas, y no estaremos tranquilos ya que la obra en construcción sigue adelante y nosotros no sabemos qué esperar después de esto que pasó hoy (por ayer)”.

Y agregó: “Los accidentes con gas a los rosarinos nos remiten imágenes y sensaciones muy negras, después de lo que pasó en calle Salta. Por eso nosotros queremos que venga alguna autoridad municipal y nos garantice que no ocurrirán más incidentes con estas características”.

“Yo metí mis hijos adentro, y por suerte este accidente no ocurrió en etapa escolar, si no era muy probable que por esta esquina transite una mayor cantidad de gente. Por suerte, sólo por suerte, no fue más que un susto”, expresó Lucrecia.

Personal de Litoral Gas llegó al lugar, al igual que efectivos de Bomberos Zapadores, que trabajaron en el sector para encontrar la llave que cierre el suministro, para controlar la fuga, y así poder iniciar los trabajos de reparación.

Mientras tanto, durante horas el tránsito permaneció cortado en avenida Perón (ex Godoy), en la mano que va hacia el centro y también a la altura de Iriondo. Para implementar ese dispositivo, tuvieron que actuar agentes de tránsito de la Municipalidad que también ayudaron en las tareas de apoyo y asistencia.

Sin lugar a dudas, el hecho conmocionó esa zona de la ciudad. Fue el tema de conversación y la gran mayoría de los vecinos exponían su profunda preocupación, ya que el olor a gas se propagó rápidamente, y provocó momentos de tensión y zozobra que se reflejó en los trabajadores de la obra en construcción y también en los vecinos de la zona.

Litoral Gas y bomberos

Recién arribó un poco de serenidad cuando llegaron a la zona personal perteneciente a Litoral Gas y a Bomberos Zapadores, que trabajaban bastante duro para poder encontrar la llave de cierre del suministro de gas.

El escenario, durante toda la jornada, estuvo rodeado de tensión y angustia. Luego de varias horas de esfuerzo y trabajo, con agentes municipales de tránsito cortando el movimiento de vehículos por avenida Perón, se pudo controlar la situación.

“Se sentía como un zumbido que crecía en intensidad. Y el olor a gas se notaba claramente”