Hay comercios amenazados y el humo se ve desde la playa. Los vecinos dejan sus casas. Nación envió un avión hidrante y a Prefectura.

Un incendio sorprendió a los vecinos de Villa Gesell, que intentan apagar el fuego que amenaza a casas y a comercios. El calor y el viento no ayudan a apagar las llamas que arden sobre unas 50 hectáreas. Trabajan 22 dotaciones de bomberos, Prefectura y la policía bonaerense.

Las llamas avanzan sobre el bosque ubicado sobre la Avenida Buenos Aires, en el ingreso a la ciudad balnearia. Los bomberos, unos 70 efectivos, están desbordados y hay casas afectadas.

El humo llegó a la playa y varios turistas se acercaron con sus autos a ver qué era lo que sucedía. Las llamas son de entre dos y tres metros.

Comerciantes y vecinos de Villa Gesell corrieron a colaborar para apagar el fuego con palas y bidones de agua. También hay una pala mecánica con la que tratan de aplacar las llamas. “Sobran brazos, faltan palas”, reclaman los habitantes de Villa Gesell.

Las altas temperaturas, con 30 grados, y el viento con dirección sur complica las tareas. Vialidad cerró el paso al tránsito.

“Necesito agua, no tengo agua y electricidad no hay. A ver qué pueden hacer los bomberos, se me está prendiendo fuego el negocio”, dijo uno de los afectados a TN.

Fuentes del Ministerio de Seguridad de la Nación informaron a TN.com.ar que el Sistema Nacional del Manejo del Fuego puso a disposición un avión hidrante, un helicóptero con helibalde y un segundo avión se desplaza desde Pigue para asistir a los bomberos.

Prefectura y la Policía de la Provincia de Buenos Aires, colabora en el operativo que supervisa Sabina Frederic. El incendio es monitoreado en directo desde el edificio del Ministerio.