El secretario de Asuntos Penales y Penitenciarios de la provincia, Héctor Acuña, afirmó que desde el gobierno “se tomó la decisión política de sacar los celulares de las cárceles de Santa Fe”. Y acusó a la anterior gestión del Frente Progresista y Social “de no tener voluntad política para instalar inhibidores de señales” en los penales.

“Esta es una situación que la Justicia no puede negar. No tengo la menor duda de que cualquier fiscal podrá hacer una alta ponderación de nuestra gestión, si la compara con la anterior”, manifestó el funcionario provincial, al tiempo que detalló que en los 40 días que lleva en ese cargo “se han incautado por lo menos 500” dispositivos móviles.

“Hacemos una o dos requisas por semana. Hay que explicarle a la gente el esfuerzo que significa hacer una requisa en la cárcel. En Coronda, una inspección general lleva siete horas y media. La concentración del personal que revisa la primera celda no es la misma cuando llega a la última. Por eso hicimos un cronograma. Ahora, hay una política clara en ir en esa dirección: sacar los celulares de las cárceles de Santa Fe. No somos infalibles, pero la decisión política ya la tomamos”, añadió.