El gobierno de Neuquén informó que se detectó un caso de hantavirus en la provincia. Es el primero del año. Hay 22 personas aisladas. Fue atendida en el hospital de San Martín de los Andes. 

Se trata de una mujer, de 28 años, que fue atendida en San Martín de los Andes y trasladada al hospital Castro Rendón, el de mayor complejidad de la provincia.

Las fuentes oficiales aclararon que la mujer viajó en un vuelo sanitario por precaución, aunque su estado -en ese momento- era estable.

La derivación se realizó como parte del protocolo que se activa cuando se detectan síntomas coincidentes con el hantavirus.

Si bien la mujer fue atendida el 31 de enero, la confirmación de la infección se dio ayer. Los análisis fueron realizados por el Laboratorio de Referencia Nacional de Hantavirosis de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) – Malbrán.

El caso:
Desde el gobierno informaron que la mujer es residente de un área rural, en cercanías al lago Meliquina.

Se presume que en este lugar se produjo la exposición ambiental con el hábitat de los roedores así como también en una estancia de la comarca andina en Chubut en los días del 23 al 27 de diciembre del pasado año.

Actualmente, la mujer está internada en terapia intensiva con asistencia respiratoria y estado reservado.

Sus familiares y personas que estuvieron en contacto, 22 personas en total, están siendo controlados por personal de salud para chequear si presentan algún síntoma y evitar posibles contagios. Residen en 11 viviendas como parte de un programa de seguimiento en el que deben cumplir 45 días de aislamiento.

En este año llevamos cinco casos sospechados y este es el primer caso confirmado”, informó la ministra de Salud, Andrea Peve, en declaraciones radiales.

Síntomas y recomendaciones:
Si se registra fiebre, cansancio, dolores musculares tos, dolor de cabeza y/o vómitos y la persona realizó actividades en espacios de riesgo, es necesario consultar al centro de salud o el hospital más cercano. Además, el gobierno difundió las siguientes recomendaciones.

●Evite el ingreso de ratones a las viviendas, sellando todos los orificios que observe (pueden ingresar en orificios del tamaño de una moneda 10 centavos).

●No utilizar veneno en la captura de roedores.

● Al realizar actividades de limpieza y/o desmalezamiento que conlleve riesgo de estar en contacto con roedores o sus secreciones, se deberá utilizar medidas de protección: barbijo N° 95, guantes de uso doméstico y antiparras. La ropa utilizada para la actividad deberá lavarse al finalizar la misma.

● Al ingresar a un lugar cerrado (vivienda, galpón, etc.), ventilar por 30 minutos y luego rociar con dilución de lavandina, dejar actuar 30 minutos y limpiar con trapo (NO barrer), utilizando las medidas de protección ya enunciadas.

● La limpieza de superficies donde pudieran haber estado presente los roedores debe realizarse con la dilución de una parte de lavandina (60 g/l), por nueve partes de agua.

● Consumir agua potable (si no es segura, potabilizar con 2 gotas de lavandina por litro de agua).

● No beber agua de vertientes naturales.

● No dejar al descubierto ningún tipo de alimento y/o residuos.

●Asegurar la recolección de residuos y/o el adecuado manejo de los mismos.