Familias de pequeños que van al lugar llevaron el caso a la Defensoría de de Niñas, Niños y Adolescentes. La persona señalada es una docente auxiliar que fue separada del cargo. No había aún denuncia judicial.

Padres y madres de un jardín de infantes de Pichincha plantearon en la Defensoría de Niñas, Niños y Adolescentes de la provincia de Santa Fe situaciones que, entienden, podrían configurar casos de abuso sexual contra sus hijos por parte de una docente.

Fueron atendidos por el equipo de profesionales de la Defensoría. Luego, la institución informó tanto al jardín, adonde los padres fueron después para reunirse con la directora, como a la Dirección de Supervisión de Jardines de Infantes de la Municipalidad, que hizo una inspección en el lugar y definió que por el momento siguiera abierto.

Natalia Álvarez, coordinadora del área municipal, explicó que la persona señalada es una docente auxiliar y que fue separada preventivamente del cargo.

Desde el jardín Nana Kenaye, de Pueyrredon al 200, en tanto, dijeron que es la primera vez en los 21 años que tienen en funcionamiento pasa algo de este tipo y que se pusieron a disposición de las familias para lo que necesiten. Hasta este miércoles a la mañana no había denuncia en la Justicia.

La Defensoría de Niñas, Niños y Adolescentes no es una institución que toma denuncias penales sino que su tarea es escuchar las quejas o situaciones, brindar asesoramiento a las víctima e informar a las partes, que es lo que hizo en este caso. Para ello, se vale de un protocolo que cuenta con el aval de Unicef y que se puede leer aquí.

Los jardines maternales privados, en tanto, no están bajo regulación del Ministerio de Educación sino de la Dirección de de Supervisión de Jardines de Infantes de la Municipalidad.