Finalizada la audiencia en el Ministerio de Trabajo con el sector empresarial, referentes de la UTA adelantaron que no habría servicio de transporte público de pasajeros por colectivos en la ciudad desde la hora cero de este viernes. La medida de fuerza podría revertirse sólo si se paga el 100% de los salarios antes del final de la jornada.


Tras la finalización de la audiencia en el Ministerio de Trabajo entre funcionarios provinciales, empresarios del transporte y miembros de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) Santa Fe, era inminente la suspensión del servicio en las líneas urbanas de la ciudad, ya que el sector empresarial no dio certezas de poder abonar al final de este jueves el 100% de los haberes a los trabajadores del sector.

Con todo, la medida de fuerza era inminente, y comenzaría a regir a partir de la hora cero en la ciudad.

Así se lo confirmó a El Litoral Marcelo Gariboldi, de la UTA Santa Fe. “Esperaremos hasta la última hora; la única forma de que no lleguemos a la medida de fuerza es que los empresarios depositen (en lo que resta del día) la totalidad de los haberes: no el 50% como se dijo al principio, sino los sueldos completos”, dijo.

Aclaró que las líneas del transporte interurbano trabajarán con normalidad, porque se están acreditando los haberes en las cuentas de los trabajadores, con lo cual no habrá conflicto con este sector. “Distinto es el panorama de las líneas de colectivos urbanos, puesto que los empleados no han percibido aún los salarios. Estaríamos parando el servicio en la ciudad desde la hora cero de este viernes, si las empresas locales no liquidan los salarios”.

Si no pagan antes de la hora cero, se comienza con la medida de fuerza. Durante lo que queda de este jueves, seguirá prestándose el servicio. La situación podría cambiar, en el mejor de los escenarios, es que se pague el 100% de los haberes. Los empresarios aducen no tener el dinero para poder enfrentar este compromiso. No obstante, esperaremos en las próximas horas”, agregó.