Sala insistió en que es una presa política por todo lo que atravesó en el transcurso de estos cuatro años.

En medio de la discusión por los «presos políticos», la líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, le respondió hoy al presidente Alberto Fernández y pidió que la llamen como «quieran», pero que «resuelvan» su situación judicial.

«Como lo quieran llamar, detenciones arbitrarias o presos políticos, pero que resuelvan nuestra situación«, reclamó Sala, quien lleva cuatro años presa en Jujuy acusada de asociación ilícita.

La dirigente kirchnerista se expresó de esta forma luego de que el mandatario nacional reiterara que en la Argentina no hay «presos políticos» y que le «molesta» que se diga lo contrario.

Sala insistió en que es una «presa política» por «todo» lo que atravesó «en el transcurso de estos cuatro años».

En declaraciones a radio FutuRock, la dirigente jujeña consideró que la discusión sobre sin son «presos políticos o detenciones arbitrarias», es parte de «un pretexto» para no resolver su caso.

«Todos discuten y nosotros seguimos presos, sufriendo acoso. Es agobiante lo que estamos viviendo los presos políticos. Mañana va a aparecer otro que va a decir lo mismo y va a tirar otro slogan. Basta, resuélvanlo», enfatizó.

Al ser consultada sobre el Presidente, señaló: «Yo le tengo mucho cariño a Alberto. Entiendo que a lo mejor están recibiendo mucha presión. Si lo ofendió que digamos que somos presos políticos, le pido disculpas».

«Nuestro encuentro fue bonito y sincero. Él hablaba como referente político y me entusiasmó que uno de los primeros que fuera a verme fuera él«, recordó Sala.

Este lunes, Fernández reiteró que en la Argentina no hay «presos políticos» y se mostró «molesto» por los dichos de miembros de su gobierno y de organismos de derechos humanos sobre que sí hay dirigentes en esa situación.

«Me molesta que me digan que tengo presos políticos porque no los tengo«, advirtió el mandatario nacional, y agregó: «Tenemos que ser prudentes porque en el mundo escuchan lo que discutimos acá».