El edificio fue desalojado por protocolo de seguridad.

 

El edificio de los Tribunales Federales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ubicado en Comodoro Py 2002, debió ser evacuado por un principio de incendio en la planta baja.

Cerca del mediodía un foco de incendio que se habría generado por el cortocircuito de un artefacto, alertó a los empleados de los tribunales, que fueron evacuados por el Grupo Especial de Rescate de Bomberos de la Ciudad del Destacamento Once en conjunto con la Policía Federal Argentina. Las autoridades y empleados judiciales debieron descender mayormente por las escaleras y salir en forma ordenada hacia la calle.

El incendio se habría producido en una pequeña oficina del Juzgado Federal N° 10 en la planta baja, que está ubicada junto a la secretaria de AMIA del Juzgado N° 6. En el anexo del juzgado 10 se tramitan varias causas importantes. Entre ellas, la de la muerte del fiscal Alberto Nisman. Sin embargo, el principio de incendio ya fue controlado.

“La Cámara Federal de Casación Penal, en el ejercicio de la Superintendencia del edificio, comunica que la situación fue controlada de inmediato y que habría tenido su origen aparentemente, en un cortocircuito del aire acondicionado”, indicaron en un comunicado. Y agregaron: “Afortunadamente no se produjeron lesiones de gravedad en la salud de las personas y tampoco se daño la documentación allí depositada”. Un empleado del juzgado, sin embargo, fue llevado al Hospital Fernández pero se encuentra en buen estado de salud.

La semana pasada, el edificio debió ser evacuado también ante el peligro de que murciélagos, cucarachas, ratas y alimañas se reproduzcan en los tribunales. Por orden de la Cámara Federal de Casación Penal, el viernes último se dispuso realizar una revisión general y control “exhaustivo” en el edificio a partir de las 13:30, hora en que finaliza el horario de atención al público.

El secretario general de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN), Julio Piumato, había denunciado por redes sociales un día antes la presencia de murciélagos en el noveno piso del edificio.