Con el consentimiento del jugador, el club había decidido someterlo a un tratamiento para recuperar al ser humano, pero los problemas no cesaron y por eso ahora la dirigencia sabalera estaría pensando en romper el vínculo entre las partes.

Parece que la apuesta de Colón en traer a Brian Fernández no tendrá el resultado que se esperaba. Es que el jugador que llegó desde la MLS (Major League Soccer) de Estados Unidos, campeonato en el cual anotó 11 goles en 19 partidos (aún así el Portland Timbers, club al cual pertenecía, decidió su salida), no habría mostrado el interés que la dirigencia rojinegra había pensado.

Hay que recordar que Fernández no realizó una pretemporada normal junto a sus compañeros en el predio Ciudad Fútbol debido a diversos problemas personales que manifestó públicamente (amenazas hacia su persona) pero que no denunció. Tampoco trabajó normalmente tras la reanudación de la Superliga, pero luego, tras unas intensas tareas físicas, Diego Osella lo concentró para el partido contra Banfield y en el segundo tiempo pudo debutar con la camiseta que ama.

De todas maneras, su conducta no cambió demasiado, y por eso la Comisión Directiva sabalera decidió someterlo a un tratamiento médico y psicológico con profesionales idóneos, sobre todo para ayudar al ser humano. Sin embargo, ayer se supo que los dirigentes de Colón tendrían pensado rescindirle el contrato al futbolista porque dicho tratamiento no habría sido cumplido por Fernández

En su momento se informó sobre la particularidad del vínculo entre Colón y el jugador. El mismo contiene ciertas cláusulas que favorecen al club si el jugador no cumple con las mismas, por eso es que por estas horas se estaría pensando en dar por terminada la relación contractual entre Colón y Brian Fernández.