Cansados de reclamar por el deterioro de la ruta nacional 11, jurisdicción de la localidad de Avellaneda, un grupo de vecinos se organizó y comenzó a realizar las tareas de bacheo por su cuenta.

“Estamos hartos y desilusionados de reclamar no solo a los funcionarios de turno sino también a la Dirección Nacional de Vialidad. El límite es la vida de las personas, el estado en que se encuentra el acceso a nuestra ciudad es deplorable y prácticamente se convierte en un pasaje al hospital”, expresó Narciso Cantero, quien lleva adelante esta cruzada para reparar los baches.

Este jueves lo vecinos comenzaron a reparar los baches desde muy temprano. “Acá hay gente que se tiene que ocupar del tema, es Vialidad Nacional y no lo hace, su actitud demuestra un desprecio por la vida de quienes vivimos aquí”, enfatizó Canteros.