La Municipalidad de Reconquista clausuró, de forma preventiva, un supermercado chino ubicado en bulevar Yrigoyen al 534. La medida se tomó luego de una inspección de la Agencia de Seguridad Alimentaria conjuntamente con personal de Inspección General, quienes procedieron a la constatación de varias irregularidades y labraron el acta correspondiente.

Decomisaron y desnaturalizaron alimentos vencidos e incluso varios con pérdida de contenido, como es el caso de algunas conservas de palmitos. También decomisaron ñoquis, papas fritas, fideos secos, aceite en aerosol, mayonesa, Ketchup, salsa golf, legumbres, quesos y ensaladas mixtas preparadas.

Además, se constató en el sector de venta de aves evisceradas y carnicería faltaba higiene; y en el depósito constataron materia fecal de roedores; allí están almacenados los productos alimenticios que después van a la góndola.