El nuevo valor de la Unidad Fija se incrementará de $ 28,59 a $ 45,69. Es la fórmula que se usa para determinar los valores de las multas tipificadas en el Régimen de Infracciones y Penalidades. Conducir en estado de ebriedad costará entre $ 8.680 y $ 86.800 y pasar el semáforo en rojo entre $ 8.700 y $ 86.800. No se aumentaba desde septiembre del 2018.

El Concejo Municipal aprobó el aumento de los montos de las infracciones sancionadas con multa por el Régimen de Infracciones y Penalidades de la ciudad, que se determinan por medio de la Unidad Fija (UF). El incremento regirá a partir del domingo 1° de marzo y significará un 60% más, ya que la UF que valía $ 28,59 pasará a costar $ 45,69.

El valor de la UF, que es determinado por el Departamento Ejecutivo Municipal anualmente, se calcula en base al promedio del precio del litro de los combustibles nafta súper ($ 57,89); nafta premium ($ 64,75) y diésel premium ($ 60,14) que comercialice el Automóvil Club Argentino en la ciudad de Santa Fe. El promedio de esos tres combustibles da $60,9. Pero se estableció que “para el ejercicio 2020, la Unidad Fija se calculará sobre el 75% del promedio de los precios de los combustibles descrito”, (no sobre el 100%) expresa la modificación del artículo 3º bis de la ordenanza N° 7.882 (Régimen de Infracciones y Penalidades) que se aprobó en el recinto este lunes. El último aumento de las multas se había efectuado en septiembre de 2018.

“Si nosotros trasladábamos el 100 % del promedio del combustible, nadie lo iba a poder pagar porque estamos hablando de un 300% de aumento. Por eso hicimos esta propuesta escalonada, con el 75 % del valor del litro de nafta durante el año 2020”, explicó a El Litoral la secretaria de Hacienda municipal, Carolina Piedrabuena.

Respaldo fotográfico

En abril del 2018, con el objetivo de brindar mayor transparencia e información a los vecinos sobre las infracciones sancionadas, la Municipalidad dictaminó que cada acta de infracción que se labra debe contar con respaldo fotográfico y va acompañada de imágenes que toman los agentes municipales con equipamiento destinado exclusivamente a esta función.

Las imágenes son registradas desde la aplicación específica de manera directa, y no pueden ser tomadas desde la galería de fotos del equipo o con la simple aplicación de la cámara fotográfica. A fin de validar y certificar la imagen, ésta es georreferenciada por el sistema, indicando dónde se tomó, y los datos de fecha y hora. Asimismo, al momento de registrar la infracción, el inspector toma más de una fotografía que luego podrá ser consultada por el vecino al momento de la citación del Tribunal de Faltas.