El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, confirmó que se citará a los empresarios y gremios el mes próximo; la suba del salario mínimo es una referencia para el sueldo de los docentes y las jubilaciones.

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, afirmó hoy que es “timídamente optimista” sobre la reactivación del empleo en algunos sectores, dijo que las negociaciones paritarias “se están desarrollando razonablemente bien” sin un “nivel de conflictividad importante” y anunció que entre marzo y abril convocará al Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil.

“Estamos terminando de armar las comisiones. Terminamos de armar la de trabajo doméstico que estará saliendo esta semana y en marzo, abril estaremos citando la comisión de trabajo para fijar el salario mínimo, vital y móvil”, afirmó el funcionario.

El salario mínimo es hoy de $16.875. Sirve como parámetro para las paritarias, pero además es referencia para los salarios iniciales de los docentes (que deben encontrarse un 20% por encima del salario mínimo fijado hoy) y sobre las jubilaciones, dado que la ley marca que los haberes jubilatorios no serán inferiores al 82% del salario mínimo vital y móvil.

“El salario mínimo hoy cumple más una función de fijar algunos parámetros de la seguridad social, que ser un indicador del salario, ya que ha quedado tan retrasado que no cumple ese papel”, dijo Moroni.

El Consejo del Salario, por lo general, se convocaba para agosto, al término de la mayoría de los acuerdos paritarios del sector público y privado. Ahora, se adelantaría el llamado a la mesa tripartita a la que asisten representantes del Estado, de las principales cámaras empresariales y las centrales obreras y los trabajadores de la economía popular.

Además, el ministro de Trabajo se refirió a la situación del empleo y a las negociaciones salariales en curso.

“Somos tímidamente optimistas”, aseveró el ministro en declaraciones a radio Diez, al ser consultado sobre la reactivación del empleo.

En ese marco, el ministro sostuvo que “es razonable que el primer consumo que reacciona es el de alimentos” y señaló que espera que “en marzo, abril, el resto de las actividades empiecen a repuntar en cuanto terminemos el proceso de normalización”.

“No queremos ser falsamente optimistas. Estamos en una situación muy compleja. Tenemos que ir trabajando de a poco. Determinados rubros vemos con cierto optimismo pero no queremos caer en el facilismo de anunciar cosas que después no suceden”, aseveró el titular de la cartera de Trabajo.

Al ser consultado sobre las paritarias, el ministro dijo que “se están desarrollando razonablemente bien” y agregó: “Lo que vamos viendo es que razonablemente van recomponiendo los salarios respecto de la pérdida que sufrieron el año pasado y no vemos un nivel de conflictividad importante”.

En tanto, Moroni reiteró que no se prorrogará la doble indemnización a partir de junio, cuando terminan los 6 meses de esa medida excepcional tomada por el gobierno de Alberto Fernández.

“Hoy no vemos elementos como para decidir que tenemos que mantener más allá de ese plazo una medida excepcional”, dijo el funcionario, quien explicó que en el indicador que mide la intención de las empresas “vemos, por una leve diferencia, que hay mayor cantidad que quieren tomar gente en vez de despedir”.

“Ha parado la locura [de despedir] que vimos el año pasado”, consideró el ministro.