El Instituto Médico Legal denuncia el colapso ante la ola de crímenes en Rosario. Su directora afirma que sólo puede mantener el ritmo de respuesta por el trabajo denodado del personal. La médica expresó que desde hace unos 10 años a esta parte se multiplicaron la cantidad de casos de cuerpos que ingresan a su dependencia.

La directora del Instituto Médico Legal de Rosario, Alicia Cadierno, afirmó que la capacidad operativa del organismo “se encuentra en un delgado equilibrio tras la cantidad de ingresos de cuerpos y material genético que debe ser analizado para dar respuestas a los casos judiciales de Rosario y en algunos casos de otros puntos de la región”.

En el lugar trabajan seis médicos forenses que se reparten 30 autopsias cada uno para poder cumplir con el pedido de magistrados y fiscales, además de pericias e informes de rigor. El plantel se completa con dos psiquiatras, describe hoy el diario La Capital de Rosario.

“El instituto Médico Legal aporta ni más ni menos que la prueba médica y biológica a toda la investigación. Como es de público conocimiento se ha manifestado un súbito aumento de casos de homicidios dolosos en los últimos años y la investigación de este tipo de muertes no es fácil”, sostuvo Cadierno.

“Si bien la tecnología es de punta, sólo tenemos tres cámaras frigoríficas con 12 lugares”, contó la Directora del Instituto Médico Legal de Rosario.

Cadierno estimó que el aumento de crímenes y de la intervención del organismo se da desde el año 2009 en adelante, particularmente en la ciudad de Rosario y zona.